Mi príncipe

Mi príncipe
El autismo no me define, no me condiciona y no me limita...que no lo haga tu desconocimiento...

viernes, 6 de enero de 2012

de cuanto eres capaz...

A Álvaro le encanta patinar, es fantástico verle, deslizando el pie hacia atrás para coger impulso, ver su cara notando la sensación del aire acariciandole, su pelo al viento, su lindo pelo, peinando el aire. Le miro y pienso.... Hoy hace exactamente un año que los Reyes Magos le trageron ese patinete y con él muchos aprendizajes, no simplemente el aprender a usarlo. Al principio no queria ni arrimarse a él, era extraño, inextable y los mangos de goma con puntitos, uffff, no se lo iba a poner fácil... Poco después conseguimos que se sentara, agarrado de la barra, que era más agradable que los mangos de goma con puntitos, le encantaba la sensación de velocidad, se reia a carcajadas haciendo derrapes por el pasillo, tan grandes que a veces se daba algún culetazo que otro, pero daba igual, se levantaba, volvia a sentarse y me decia "empuja". Al poco tiempo consiguió ponerse de pié con nosotros detrás y agarrado al tubo de al lado de los mangos, ya estaba un poquito más cerca, y a seguir disfrutando de la velocidad y de los derrapes. Poco después vencimos a los mangos de goma y sus puntitos y se agarro con fuerza a ellos, después vino el empezar a poner un pie arriba y otro abajo, después los pequeños impulsos con el pie, después impulsos más grandes, mantener el equilibrio y ahora ya sabemos hacer derrapes solo.

En todo ese tiempo han habido caidas, algunas más duras que otras, pero de todas se ha levandado, ha llorado, secado sus lágrimas y a continuar sin cesar.

Aquel dia de hace un año, al ver la reacción de Álvaro pensamos devolver aquel patinete, empaquetarlo muy bien y llevarlo a la tienda, evitar que nuestro hijo sintiera esa sensación de malestar al tenerlo cerca. Si lo hubieramos hecho Álvaro no habria tenido esa mala sensación pero tampoco habria vivido esas otras, tan agradables, que tanto le aportan, se habrian ido empaquetadas en esa caja, y lo peor, esa caja se habria llevado nuestra confianza en nuestro hijo, en su capacidad de aprender, de superar metas, de afrontar retos.

Mi hijo tiene autismo, y debido a eso tiene dificultades distintas a las de otr@s niñ@s, pero también tiene otras capacidades que son dificiles de encontrar en otr@s niñ@s, yo soy su madre, y tengo mis propias dificultades, y unas capacidades extraordinarias que me ha enseñado mi hijo, la más importante, la de borrar LOS LIMITES que quieran ponerle, NADIE en este mundo es lo suficientemente sabio para decirme hasta donde será capaz de llegar, porque eso sólo lo sabe él, los demás unicamente estamos para acompañarle en ese camino, ayudarle y aplaudirle cuando salte cada barrera que encuentre, levantadas por los límites que sí tienen otr@s, construidas con la ignorancia y la prepotencia.

video

5 comentarios:

  1. Hermosas tus palabras, sabes que Yo creo que muchas veces somos nosotros los padres que limitamos a nuestros hijos, por miedos, porque pensamos que le va a costar que le va a doler. Romina a mi me ha tapado la boca varias veces, cuando pienso que no va a resultar algo termina saliendo como lo mejor!. Sin dudas que nadie sabe cuales son las limitaciones de nadie, ellos mismos saben cuando tocar el cielo y cuando no. Besos y espero seguir leyendo!!

    ResponderEliminar
  2. QUE TENGAMOS MIEDO A QUE LO PASEN MAL, ES NORMAL, PERO QUE IMPIDAMOS QUE LO PASEN, ESO ES MALO PARA ELLOS, TU LO COMPRUEBAS DIA A DIA CON ALVARO Y POR SUPUESTO CON ALEX...NUESTRO COMETIDO COMO PADRES ES ESTAR A SU LADO, EN LOS INTENTOS DE CUALQUIER ACTIVIDAD, PARA CONSOLAR SUS FALLOS Y PARA REIR SUS LOGROS.
    NO TIENEN LIMITES, SE LOS PONEMOS LOS DEMAS, UNAS VECES POR MIEDO Y OTRAS POR IGNORANCIA.
    ALVARO ES INCREIBLE, TE LO DIJE HACE UNOS DIAS, Y CREO QUE TE LO REPETIRE MIL VECES MAS.
    ESO SI, MAMA GALLINA, SUELTA UN POCO LA CUERDA, QUE SE QUE ES DIFICIL PARA TI, PERO NECESARIO PARA ELLOS. UN BESO

    ResponderEliminar
  3. Hace tiempo que no veo los límites, sólo me permito ver dificultades, como tenemos todos, como las veo en mi hijo mayor que no tiene autismo, como las veo en mi misma, y en todas y cada una de las personas que existimos.
    Soy muy exigente, lo reconozco, con la primera que lo soy es conmigo misma, de ahí mi fama de mamá gallina, jajajaja, no da un paso sin que yo sepa que lo esta dando pero eso no significa que no le deje darlo o que yo lo dé por él, sólo que necesito estar ahí, asegurandome de que está bien, que nada le daña sin que esté a su lado para consolarle, para que no se sienta solo, para enseñarle a superar sus frustraciones, no para evitarselas todas, para ayudarle a vencer sus miedos, enferentandose a ellos.

    ResponderEliminar
  4. Ay Menchu, cuanta razón!!! Cómo me molesta cuando leo algún manual de autismo y pone incapacidad para... incapacidad de qué??, dificultades y si quieres incluso grandes dificultades, pero con su esfuerzo, el nuestro, su ilusión y nuestra confianza muchas dificultades se van superando.
    Qué satisfacción dan estos logros!!! Pero lo mejor es que no es sólo a nosotras, es su satisfacción personal. Cuando Miguel aprendió a ir en bici con dos ruedas, sin ningún apoyo, estaba pletórico y decía "Muy bien mami, lo has hecho muy bien", cada vez que subía, y la verdad aunque no hubiese dicho nada, se veía en su cara. Esa satisfacción tan plena no la demuestran mis otros hijos, ni yo misma con mis logros. Ya sabemos cuanto más cuesta una cosa, más valor le damos y ellos por sus dificultades tiene el gran poder de valorar muuuuchoo todo lo que hacen. Ains que gusto Álvaro, que bien que todos hayan creido en ti, eso es dar oportunidades!!!! A ver si los de fuera aprenden :-)Un beso guapa!

    ResponderEliminar
  5. Pués sí Inma su cara ante cualquier logro es inexplicable, son de esas cosas que no basta con contarlas, hay que vivirlas para valorarlas de verdad. Lo del patinete de Álvaro es algo anecdótico, algo que refleja muy bien su forma de aprender, que muestra esas peculiaridades que pueden hacer pensar que no será capaz, confundiendo dificultades con limitaciones. Normalmente ante todo lo nuevo reacciona de manera similar, pero eso no es un impedimento para que su vida esté llena de nuevas experiencias, aunque tengamos que dar pequeños pasitos para llegar a la meta, no importa, llegaremos siempre triunfales. Un besazo.

    ResponderEliminar